El aguacate, un alimento de moda

Enamorados del aguacate. Es así como se sienten muchos de los ciudadanos que han incorporado en pocos años esta fruta tropical con forma de pera a su día a día. Este ‘oro verde’ es conocido por su pulpa untuosa y nutritiva y su versatilidad, que lo convierten en un ingrediente perfecto para una gran variedad de platos.  

El aguacate está también en la lista de los ‘superalimentos’ por sus beneficios para la salud, puesto que aporta numerosos nutrientes a nuestro organismo: es rico en proteína, fibra, ácidos grasos esenciales, minerales y vitaminas. “El contenido de agua del aguacate es inferior al encontrado en la mayoría de las frutas, mientras que el aporte de lípido, como en el caso de la aceituna, es muy superior, lo que aumenta su valor calórico”, publica el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

Añade que “las grasas que contiene son en su mayor parte insaturadas (monoinsaturadas), destacando en particular el elevado contenido en ácido oleico. Además, es una de las frutas más ricas en fibra, tanto de tipo soluble como insoluble, siendo más abundante esta última. Es rico en minerales como el magnesio y el potasio. Y en cuanto a su composición vitamínica, el aguacate aporta cantidades destacables de vitamina E —potente antioxidante—, a diferencia del resto de las frutas que apenas la contienen. Además, su consumo contribuye a cubrir las necesidades de otras vitaminas como la vitamina C, y, en menor grado, la vitamina B6”,

El aguacate es fruto del árbol del mismo nombre, de hoja perenne de la familia de las lauráceas. Y es una especie arbórea originaria de Mesoamérica. Los antiguos aztecas lo llamaban ahuacatl (testículo), ya que se le consideraba como un fruto afrodisíaco. Los primeros españoles que llegaron a América lo bautizaron como ‘pera de las Indias’.

Hay diferentes variedades. Las que más se comercializan actualmente son hass (la más conocida: de pequeño tamaño, rugoso y de piel oscura y pulpa amarilla), bacon (la variedad más temprana y de color verde), cocktail o dátil (fruto alargado y sin hueso central, de sabor fino y delicado), fuerte (en forma de pera sin brillo y de piel fina) y por último, pinkerton (alargado y con forma de pera, de piel rugosa). Al existir tantas variedades con diferentes épocas de recolección, el aguacate puede encontrarse en el mercado tanto en invierno como en verano.

Producción, consumo y medio ambiente

El aguacate ha ido ganando popularidad desde finales de los años 90 del siglo XX, si bien la explosión de este producto empezó en 2014, tal y como afirman desde la Organización Mundial del Aguacate (WAO, por sus siglas en inglés). Pero su éxito también ha tenido un precio para el medio ambiente.

El boom ha llevado a una deforestación desenfrenada, especialmente en áreas como la montañosa Michoacán de México, el principal productor de aguacates del mundo. En 2018, el país centroamericano cultivó unos 2,2 millones de toneladas, según Statista. De lejos, le siguen la República Dominicana, Perú, Indonesia y Colombia.

Desde 2014, la demanda del ‘oro verde’, asociado a la comida saludable, no ha dejado de aumentar, especialmente en Estados Unidos, Canadá y la Unión Europa. Y aquí viene otro impacto negativo para el medio ambiente: la enorme distancia que tienen que recorrer los aguacates para llegar a los consumidores y las consecuentes emisiones de CO2.

Las generaciones más jóvenes, personas de entre 20 y 30 años, son las que más enganchadas están al aguacate. Las redes sociales, como Facebook e Instagram, han tenido un papel importante en esta popularización (el hashtag #avocado tiene en Instagram en este momento más de 11.000.000 de publicaciones).

El consumo de aguacates en la UE creció un 8% en el período 2017-2018 en comparación con 2016-2017. Desde 2012-2013 el consumo ha aumentado en un 110%, según datos del Centro de Promoción de Importaciones de Países en Desarrollo (CBI), un organismo de los Países Bajos. Y se estima que la demanda seguirá creciendo, ya que el estancamiento del consumo en la UE en algo más de 600000 t (1,2 kg / cápita) en 2019 no fue en ningún caso indicativo de una desaceleración de la demanda. Más bien, era la oferta lo que faltaba.

Los expertos consideran que todavía hay potencial de crecimiento en el consumo de la Unión Europea, donde España es el único productor gracias al clima mediterráneo subtropical. En 2019. en España se dedicaron 14.104 hectáreas a este cultivo con una producción de 97.727 toneladas frente a las 10.470 hectáreas y 75.655 toneladas de 2010. Málaga (con 7.390 hectáreas) y Granada (2.683 ha) concentran la mayoría de los terrenos destinados a esta fruta. Más concretamente, la mayoría de este cultivo a escala nacional se acumula en la comarca de la Axarquía, al este de Málaga, considerada como la “capital del aguacate” de nuestro país, donde la recogida se realiza entre los meses de noviembre y mayo.

Pero también aquí la moda de esta fruta tropical no está siendo gratuita. Gena-Ecologistas en Acción de la Axarquía, que acaba de publicar el libro La burbuja de los cultivos subtropicales y el colapso hídrico de la Axarquía, denuncia que la situación ya es insostenible por el déficit hídrico causado por estas plantaciones, que consumen la mayor parte de agua de la comarca. Y es que el aguacate es muy sediento y requiere, por ejemplo, alrededor del doble de agua que el cultivo de naranjas.

Los ecologistas llevan años denunciando que estos cultivos “dañan la morfología del paisaje (la tendencia a allanar el relieve, con grandísimos movimientos de tierra y rellenos de vaguadas) y contribuyen a la pérdida de suelo”. Y agregan: “Aumentan la erosión, la pérdida de nutrientes del suelo, de materia orgánica, todo lo cual conduce a un empobrecimiento progresivo del solar y pérdida de productividad”.

Una versión de este artículo ha sido publicado en la revista Bio Eco Actual

Si quieres veganear por el mundo, ¡haz clic aquí!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s