De bocatas en el Guixot

¿Qué sería de nosotros si no fuera por los bocadillos? El de jamón, queso o chorizo para el recreo -pan con tomate, siempre- y el de nocilla o chocolate para la merienda. Sí, yo también los comía. Lo confieso. Y he ido al Frankfurt de Hostrafrancs y al McDonald’s a por Big Mac. Hasta que con 17 años miré a mi perra a los ojos.

Pues bien, traigo buenas noticias… ¡porque ser vegano no es incompatible con seguir comiendo bocadillos! Aunque la mayoría de bares o compañías de comida rápida todavía no lo sepan (¡hola Pans & Company! Viena! Vueling! Os saluda la pesada que pide bocadillos veganos en todos vuestros formularios). Por no hablar de los vegetales de atún o de jamón… o de la hamburguesa vegetal de ternera.

Dicho esto, mientras espero que abran un Frankfurt vegano (tipo el madrileño B13) en Barcelona,  en el bar-restaurante Guixot (Calle Riereta 8, Barcelona), en el Raval, hay un bocadillo vegetal, sencillo pero completito. Además, hay alguna tapa y ensalada apta para veganos. Poco más. Ambiente desenfadado. Camareros con humor catalán.

bocadillo-vegetal_guixot
Bocadillo vegetal sin queso (5,90 euros)
bocadillo-vegetal_guixot2
Según la carta, con pimiento rojo (?), aguacate, champiñones, cebolla, berenjena y calabacín

Reflexión last minute: ¡casi 1.000 pesetas por un bocadillo! Si hace 15 años, un menú entero (con papas y bebida grandes) costaba 500 pesetas. Estaba bueno, el bocadillo vegetal, digo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s