Tacos explosivos en Nueva Zelanda

Tacos_4

Hay que viajar hasta la otra punta del mundo para probar deliciosos tacos veganos. Porque entre los magníficos cafés y restaurantes de la capital de Nueva Zelanda, Wellington, destaca el Boquita (23 Kent Terrace, Mount Victoria), un establecimiento de comida mexicana elaborada 100% a base de vegetales y sin gluten.

Eat food. Not too much. Mostly tacos (Come comida. No demasiada. Principalmente tacos). Este enunciado, que parafrasea al del reconocido escritor y periodista especializado en alimentación Michael Pollan (Come comida. No demasiada. Principalmente plantas) es la seña de identidad del Boquitas, un local moderno con una atmósfera agradable. La luz natural que entra por sus grandes vitrinas ilumina una sala diáfana de techos altos, que cuenta con unas pocas mesas y taburetes. De noche, grandes lámparas de mimbre ofrecen una luz tenue. El establecimiento también cuenta con una pequeña tienda.

Después de buscar sin éxito una buena versión vegana de este plato de origen mexicano por Barcelona, tenía claro que Boquita iba a ser una parada obligatoria en mi viaje por la tierra de los kiwis. Llegué al local demasiado tarde para comer y pronto para cenar, así que no me topé con ningún otro cliente. Los camareros me recibieron con una sonrisa y me explicaron detalladamente el menú.

La carta, colgada en la pared, varía según la temporada del año porque, siempre y cuando es posible, los ingredientes son ecológicos y de proximidad. Además, se preocupan de que sus proveedores respeten el medio ambiente y a sus empleados. “Creemos que la comida debe ser nutritiva para el cliente, y sostenible para el planeta y para todos los involucrados en su fabricación”, explican los propietarios, Lucas Putnam y Marianne Elliott.

Me decanté por el taco especial del día, el de magia asada (con coliflor, kimchi y salsa verde) y el de romero, setas, alubias y ajo. Ambos tacos fueron emplatados con las tortillas de maíz abiertas. El festín empezó poco después de pedir: con el primer mordisco, una explosión de sabores frescos estalló en mi boca. La combinación de ingredientes y el juego de especias daban a cada preparación múltiples y ricos matices. Nada mejor para acabar la agradable experiencia que un tiramisú. Las porciones son reducidas, así que si vas con hambre quizás necesites un mínimo de tres tacos y un plato de acompañamiento para saciarte. Ya se sabe, los buenos tacos, como los perfumes, van en frascos pequeños.

Tacos y tiramisú


Carta: Menú sencillo, pero bien combinado. La carta suele incluir de tres a cuatro tipos de tacos, ensaladas (de patata, quinoa, col, etc) y nachos con guacamole o alubias para acompañar. Además de postres veganos y sin gluten, cervezas y refrescos ecológicos. El agua, como es costumbre en los restaurantes neozelandeses, es gratuita.

Servicio: Personal amable y disponible en todo momento. Muy rápido.

Cocina/ingredientes: Cocina mexicana con ingredientes ecológicos y de proximidad, 100% vegetales y sin gluten.

Sala/Ambiente: Tranquilo y relajado.

Calidad/Precio: Muy buena. Un menú con dos tacos y una bebida sale por 16 dólares neozelandeses (unos 10 euros, al cambio actual). Las ensaladas van desde los seis a los 14 dólares neozelandeses según tipo y tamaño (de los 3 a los 8 euros). Los postres, de uno a 4 dólares neozelandeses (de 0,63 a 2,50 euros).


Puedes leer una versión de este artículo en el segundo número de la publicación Bueno y Vegano

Y si quieres seguir Veganeando por el mundo, ¡haz clic aquí!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s